9 cosas que necesitas tirar de tu dormitorio

Muchas veces utilizamos nuestro dormitorio como el depósito de cosas que no sabemos dónde colocar, que no queremos que se vean a simple vista cuando entramos a la casa, que no queremos tirar por miedo a querer usarlas en un futuro o por diferentes motivos, pero a veces es muy necesario deshacerse de ellas.

Y en este artículo mencionaremos algunas de ellas para que revises si las tienes y te preguntes para qué, pues quizás haciendo este ejercicio puedas renovar tu habitación, quitarle aquellas cosas que no usas, que son incómodas y que ocupan espacio que te vendría genial para tener un sitio más limpio, agradable y energéticamente más armónico. ¿Te animas?

1- Almohadas que no usas

Es muy posible que te hayan regalado alguna almohada o almohadón cuando ya tenías tu juego de almohadas y almohadones armado y para no rechazar un regalo decidiste juntarlas todas en tu cama. Pero, ¿realmente las usas? Si la respuesta es no, pues es recomendable que las regales o las coloques en otro sitio que sí le puedas dar uso (como un sillón u otra cama de la casa). 

2- Espejos rotos o viejos

Los espejos tienen una vida útil prolongada pero a veces nos dan ganas de prolongarselas más aún pero si tu espejo se ha roto o ya está tan gastado que no te puedes reflejar con claridad o nitidez, mejor que te deshagas de él y dejes el espacio libre para uno nuevo y en buen estado, también ayudará a la energía del lugar.

3- Peluches o juguetes infantiles

Los peluches pueden ser de lo más tiernos y bonitos pero es algo que deberíamos dejar para la habitación de los niños ¿no crees? Muchas veces conservamos peluches o juguetes que nos parecen bonitos y los colocamos en algún estante o incluso sobre la cama y esto hace que ocupe espacio que podrías tener liberado. ¡Mejor trata de regalarlo!

4- Prendas viejas o muy gastadas

Algunas prendas ya no nos son funcionales pues están rotas o sus telas se han gastado al nivel de no servirnos más pero solemos estar afectivamente vinculados a ellas al nivel de no querer quitarlas de nuestra habitación, pero prueba hacerlo, verás cuanto espacio tienes finalmente en tu armario y que cómodo es vestirte pudiendo ver tus prendas a la perfección.

5- Elementos de cocina

¿Elementos de cocina? Te estarás preguntando… Pero sí, muchas veces llevamos tazas, vasos, platos, cubiertos, botellas y mucho más a nuestra mesa de luz y nos olvidamos de retirarlas luego de usarlas y esto puede acumular suciedad e incluso pueden perderse en tu dormitorio. Así que ¡mejor eliminar este tipo de cosas de nuestra habitación cuanto antes!

6- Alfombras o tapetes rotos

Las alfombras o tapetes suelen ser super cómodos y agradables de caminar sobre todo en nuestra habitación que nos agrada estar descalzos, descansar los pies, apoyarlos sobre superficies blandas y cómodas en donde nuestros pies sientan placer. Pero a veces conservamos algunas alfombras o tapetes en pésimo estado que generan acaros y suciedad en nuestro hogar.

7- Bolsos y estuches que no usamos

Muchas veces acumulamos bolsos, bolsitas, estuches, neceseres y otros por si las dudas, por si alguna vez lo necesitamos para guardar nuestros maquillajes, nuestra ropa interior, el traje de baño o algo. Pero de seguro tienes el que utilizas a diario en tu cartera. Lo mejor que puedes hacer es quedarte con uno para cuando lo necesites y el resto regalarlo o sacarlos de tu habitación, para evitar juntar cosas que no utilizas. 

8- Lámparas rotas

Otro elemento que hay que eliminar con urgencia cuando se quema o se rompe son las lámparas. De seguro alguna vez te ha pasado que por cansancio o por estar ocupado no cambiaste el foco que se gastó o se rompió y quedó allí colgado durante meses. Pues es un buen momento de revisar tus lámparas y faroles para dejar a punto tu habitación.

9- Plantas viejas

Las plantas son seres que acompañan y decoran nuestros ambientes de manera perfecta pero hay que saber que tienen una vida y que depende los cuidados que les demos estarán con nosotros más o menos tiempo. Revisa que no te hayan quedado plantas viejas o muertas en sus jarros y procura poner plantas saludables, con su tierra o agua nueva para que te duren más y mejor.